¿Cómo cuidar una moto de agua?

¿Sabías que el agua del mar contiene 35 gramos de sal por litro? Si tienes una moto de agua, es importante que conozcas que debes realizar un mantenimiento básico para evitar la corrosión por la sal. Aunque te parezca una cantidad muy pequeña, el contacto continuo es suficiente para aumentar el nivel de deterioro y disminuir la vida útil de tu moto acuática, de forma muy significativa.

El agua dulce, junto con los aerosoles anticorrosivos y las vaselinas dieléctricas son tus principales aliados para el mantenimiento de tu moto de agua.  Otro consejo importante es tener presente las indicaciones que señala el manual de usuario. ¡Sí, el libro que te entregan cuando compras la moto acuática!

En este blog, vamos a enseñarte algunos consejos que te ayudarán a realizar un mantenimiento de tu moto de agua, para prolongar su vida útil y ¡ahorrar mucho dinero en reparaciones!

Mantén tu moto de agua siempre seca

Este es uno de los consejos más importantes y que más pueden ayudar el mantenimiento de tu moto de agua. Siempre que sea posible, mantén tu moto acuática en seco cuando no la estés utilizando, ya sea por períodos cortos o largos. 

Para ello te recomendamos utilizar una plataforma flotante para moto de agua, ya que es mucho más cómodo y rápido que guardar la moto en seco fuera del agua. Cuenta con tanta estabilidad como en las plataformas flotantes rígidas, además de la durabilidad, vida útil y seguridad.

Utiliza agua dulce para eliminar la sal

Otro punto importante en el mantenimiento de tu moto de agua es el cuidado externo de la misma. Una vez tengas la moto de agua fuera del agua, utiliza una manguera y agua dulce para limpiarla y eliminar la sal, arena y otros residuos o suciedad que hayan podido quedar adheridos a la embarcación.

Concéntrate en la cubierta, la hélice y el área de transmisión. Si tu moto cuenta con una válvula para vaciar el casco, retírala e inclínala y así expulsará el agua que se haya podido acumular dentro.

Endulza el moto

Este consejo ayuda a realizar un mantenimiento del estado del motor. Este procedimiento consiste en conectar la manguera en el orificio del sistema de refrigeración y luego echar a andar el motor. Posteriormente, abre el grifo por unos minutos con el motor a 3.500 revoluciones y deja que gire por unos cuantos segundos más hasta que haya salido toda el agua.

Consulta el manual de usuario

Este folleto, que demasiadas veces descartamos u olvidamos al adquirir cualquier producto, contiene información vital para el mantenimiento de tu moto de agua. Desde cómo funcionan cada uno de los sistemas y controles hasta el nivel correcto del aceite y la gasolina.

Algunos equipos emiten señales acústicas que suenan cuando algo no funciona correctamente. Estos chivatos pueden advertirnos de problemas en el motor o en el sistema de refrigeración antes de que lleguen a suponer un problema importante o se produzca una avería más seria.

En conclusión: 

  • la clave del mantenimiento de tu moto de agua es la limpieza. Solo así conseguirás conservarla en perfecto estado.
  • Para el mantenimiento de la parte externa de la moto acuática, emplea agua dulce y jabón neutro para remover los restos de sal.
  •  Un mantenimiento de la moto de agua bien hecho, debe evitar que la moto genere señales acústicas. Ya que estas nos están avisando de algo funciona mal.
  • Cada cierto tiempo lleva tu moto a un taller especializado para que sea sometida a una revisión completa.
  • Todos los consejos se resumen en el manual del usuario, hay que prestar atención a esta guía que ofrece respuesta oportuna a todo lo relativo al cuidado, mantenimiento y conducción.

Deja un comentario