Iniciarme en motos de agua, ¿por cuál empiezo?

“Ok, ya estoy listo, quiero iniciarme en moto de agua, pero ¿por cuál empiezo?”. Esta será probablemente tu primera frase, y es totalmente lógico y normal, ya que cuando nos adentramos en un nuevo mundillo o sector del que no tenemos mucha idea, necesitamos información de profesionales que nos guíen para ir sobre seguro y tomar la decisión más acertada.

Está claro que la primera gran decisión es escoger la marca. Las motos de agua Sea-Doo son las pioneras y líderes de mercado año tras año, por la gran calidad de sus motores Rotax, utilizados mundialmente desde hace décadas hasta en aviones y trenes; por su constante investigación, innovación y desarrollo, que consiguen superar año tras año; por ser pioneros en sistemas electrónicos que ahora vemos tan necesarios, como el sistema iBR de freno y marcha atrás, o su sistema iDF de expulsión de residuos accionable desde el manillar; y por su atractiva estética y colorido que nos dejan fascinados cada nueva temporada. Pero está claro que ya te has decidido por la mejor marca de motos de agua…. Por eso estás aquí ¿no? Vayamos pues al meollo del asunto: ¿con qué moto de agua iniciarme?

Nosotros, la primera pregunta que le hacemos a nuestros clientes es: ¿qué uso quieres darle a la moto de agua? Porque no es lo mismo, salir los fines de semana a pasar con la familia, que sacar cualquier rato libre que tengas para apretar gatillo y desfogarte con tus amigos. Así que este sería el punto número uno: escoger categoría de entre las seis que tienen las motos de agua Sea-Doo:

Recreo → es la categoría por la que debes empezar si no tienes muy claro qué uso vas a darle a la moto de agua, puesto que te permite hacer un poco de todo. Los motores más comunes en esta categoría son los 130 CV, que están bien para empezar. Pero si eres motero de carretera, puede que se te quede corta pronto, así que podrías optar por los motores de 170 CV. Estas motos de agua son las llamadas GTI y todas son de tres plazas.

Alto rendimiento → esta es la categoría por excelencia para los corredores. Si lo que te va es darle caña a la moto de agua apretando el gatillo a más no poder y “picarte” con los amigos, esta es tu categoría. Eso sí, ten en cuenta que en la categoría de alto rendimiento sólo hay motos de agua con 300 CV (los más altos del mercado). Pero si lo tienes claro, ¡ve a por ello! Nadie te ganará. La otra decisión a tener en cuenta en este segmento es si vas a navegar mayormente solo o acompañado, puesto que, si vas a ir solo, con una RXP-X tienes suficiente, mientras que, si vas a ir acompañado, es mucho mejor comprar una RXT-X.

Lujo o Touring → si lo que estás buscando es pasear en pareja o con la familia, recorrer calas, disfrutar del paisaje y navegar muy cómodo y lujoso, este es tu segmento, ya que viene con lo más de lo más en moto de agua, escalerilla, funda y accesorios top de serie. Podrás navegar un rato, echar el ancla en alta mar, pegarte un chapuzón y tomar el sol en su gran plataforma, mientras picoteas algo que traes en la nevera LinQ. Lujo a todo trapo. Y no te pienses que te quedarás muy atrás si quieres darle al gatillo, porque tienes opción de motos de agua GTX de hasta 300 CV. Si es demasiado para ti, siempre tienes las opciones de motores 170 CV y 230 CV. Todas son de tres plazas.

Deportes → el segmento de los deportistas náuticos. Si haces Wakeboard o esquí náutico, las motos de agua para deporte vienen de serie con todo lo que necesitas: módulo Wake preinstalado, mástil de Wake y soporte para tu tabla. ¡Serás el rey del Wakeboard! Tienes un modelo con 170 CV y otro con 230 CV. Todas son de tres plazas.

Recreo ligero → esta categoría es muy utilizada por gente que tienen barcos y quieren llevar una moto de agua a bordo para disfrutarla sea donde sea que vayan con el barco, ya que son más pequeñas, compactas y con menor peso, pero también tienen menor motor. Las tienes disponibles en 60 CV (sólo la Spark clásica), o en 90 CV (tanto en Spark como en Spark Trixx, ¡ideal para freestylear en el agua!). Hay modelos de dos plazas y modelos de tres plazas.

Pesca deportiva → este segmento es bastante joven, pero muy demandado por los aficionados a la pesca. Y como para BRP los deseos son ordenes, en 2019 se lanzó la primera Fish Pro 155, que en 2020 aumentó de motor a uno de 170 CV, y en 2022 ha ampliado la gama a la Fish Pro Sport 170 (es la misma que los últimos dos años, pero renombrada), la Fish Pro Scout 130 (con plataforma de GTI pero preparada para pesca, la más asequible de la categoría), y la Fish Pro Trophy 170 (con las máximas comodidades para disfrutar de tu día de pesca y navegación).

Después de escoger segmento, debes escoger la potencia que crees que te hará falta. Como decíamos antes, si nunca has cogido una moto de agua y no tienes mucha experiencia en general con motores, los 130 CV son suficientes para empezar. Pero si tienes dudas de si te vas a quedar corto, las opciones en 170 o 230 CV son ideales, porque ofrecen un poco de todo. Empezar con una 300 CV si nunca has pilotado una moto de agua es arriesgado, pero si llevas la velocidad en la sangre y todo lo demás te encaja, puede que debas lanzarte.

Deja un comentario